Ayuntamientos 2.0

Brieva, pueblo trashumante

El Presidente Pedro Sanz prueba el esquileo durante la Fiesta de la Trashumancia.
Parque de Brieva.
Romería a la Ermita de la Soledad.

Dos imágenes que ilustran lo que para Brieva significa la fiesta de la trashumancia. Un pueblo tranquilo, limpio, cuidado. Un pueblo ganadero que ha visto trashumar sus merinas durante siglos y que ahora se resigna a ver pastar sus escasos rebaños. Por eso se vuelca en esta fiesta, porque lo ve algo suyo. Los pastores y los esquiladores son todos de Brieva y también algunos de los artesanos. Esto da a las actividades desarrolladas una autenticidad fuera de toda duda. No hay actores, ni disfraces, no es ninguna representación, y todo esto la gente lo sabe y lo valora, de ahí el éxito que ha tenido en los años en los que se ha venido celebrando.

La fiesta trata de mostrar en un fin de semana todo lo relacionado con la trashumancia: rebaños de ovejas merinas, mastines, el esquileo, artesanía, música, gastronomía, y lo hace a través de actividades en la calle, conferencias, exposiciones, actuaciones, etc., y todo ello no en un recinto ferial ni en un parque temático sino en el mismo lugar donde se ha venido realizando durante varios siglos, en el último pueblo trashumante de La Rioja, en Brieva de Cameros.

Los visitantes disfrutan con las actividades programadas en este fin de semana. Son tantas y tan variadas que hay para todos los gustos y ya se está pensando en ampliar la oferta: una muestra del lobo ibérico, un concurso de perros pastores o una misa celebrada con el romancero serrano son algunas de las opciones estudiadas. Estamos buscando un visitante que valore lo que son y han sido nuestros pueblos, un nuevo turismo temático que por lo que se ve gusta a todo el mundo.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI